Neotrombícula autumnalis

Neotrombícula autumnalis o “ácaro de la cosecha”, es un ácaro que puede afectar a gatos, perros, roedores, reptiles, aves, artrópodos y humanos. Es de pequeño tamaño, color anaranjado y presenta un comportamiento parasitario exclusivamente en su forma larvaria. Existe una clara estacionalidad en la presencia de larvas.

Cuando eclosionan las larvas, debido a un efecto fotopositivo suben a las hierbas y pequeños arbustos aguardando agrupadas el paso de un huésped adecuado. Son estas larvas las que infestan al hospedador invadiendo zonas del cuerpo que tienen más contacto con la hierba como pueden ser los espacios interdigitales, las axilas e ingles, las orejas y la cara.

Los perros a veces presentan pequeñas acumulaciones de parásitos en las zonas anteriormente citadas, pequeños puntos rojos que se desprenden con facilidad.

Inicialmente se manifiesta con prurito en áreas corporales en contacto con el suelo y la vegetación, provocando una dermatopatía papulocostrosa que se conoce como “trombiculidiasis”.

Los animales que sufren una parasitación masiva por trombicúlidos pueden llegar a desarrollar un cuadro sintomatológico consistente en vómitos y signos neurológicos.

El diagnóstico se realiza con ayuda del microscopio, para poder diferenciar la larva hexápoda de la larva de garrapata.

ZOONOSIS

En el hombre se fija en las zonas en que la piel es más fina; flexuras de la rodilla y codos, ingles, axilas, genitales y cintura entre otros. Esta fijación es muy leve por lo que pueden desprenderse con facilidad con el rascado, lo que dificulta el diagnóstico. En pocas horas se desarrolla un cuadro muy molesto de dermatitis pruriginosa. Puede producir una gran reacción de hipersensibilidad con sus consecuencias.

PREVENCIÓN

En primer lugar, conocer las zonas, y por supuesto tener en cuenta la época del año. En segundo lugar y no menos importante, nuestras mascotas deben estar protegidas con el antiparasitario adecuado.

Para nosotros, es esencial llevar ropa adecuada, evitando los pantalones cortos o ir sin calcetines. Lo ideal es utilizar botas de gomas con los pantalones metidos en ellas, de color claro y la ropa siempre cerrada, sobre la cual se aplicará algún repelente hasta la cintura. Deberá evitarse el sentarse o tumbarse en el suelo sin protección y tener mucho cuidado con los niños.

Por suerte, es estacional además de no pasar de un hospedador a otro, y se desprende fácilmente.

¡¡ Si crees que tu animal puede estar afectado y dudas sobre qué antiparasitario has de usar, no dudes en contactarnos!!